sábado, 12 de marzo de 2011

"LA ODISEA" Y SU CONTEXTO DE PRODUCCIÓN.

LA ODISEA,
CONTEXTO HISTÓRICO, CULTURAL Y SOCIAL :


La Odisea es un poema épico (1) griego compuesto de 24 cantos atribuidos al poeta griego Homero. Se cree que fue escrito aproximadamente entre los siglos IX y VIII a.C.
Según otros autores, es complementada a partir de otros poemas que describían partes de la obra actual. Está escrito en el llamado dialecto homérico, y narrará el regreso de Ulises a su hogar (Ítaca) una vez haya terminado la guerra de Troya, tras un duro y largo camino lleno de aventuras y adversidades. Durante los veinte años que dura la expedición, su mujer Penélope y su hijo Telémaco, deberán soportar las continuas visitas de los pretendientes de la esposa mientras consumen los bienes de la familia de Ulises.

El poema es junto con La Iliada uno de los primeros textos de la épica grecolatina y por tanto de la literatura occidental. El poema fue transmitido por vía oral por los aedos que recitaban el poema, el cual sufría ciertas modificaciones ya fueran de manera consciente o involuntaria. La métrica del poema está basada en los hexámetros dactílicos: cada línea estaba formada por seis unidades denominadas pies, pudiendo ser cada pie un dáctilo (sílaba larga-breve-breve) o espondeo (sílaba larga-larga). El último podía ser un espondeo o un troqueo (sílaba larga-breve).

Época:

En cuanto a la época en que vivió el autor podemos decir que se sitúa en la llamada época oscura (1220-750 a.C.). Este término sirve para designar el estado crítico en que se encontraba Grecia en todo lo que se refería a las riquezas materiales y cultura en comparación con los periodos precedentes y posteriores. También es llamada “oscura” dada la escasez de datos que tenemos sobre esta era.

En lo que se refiere a los acontecimientos que dan lugar a esta época se ha establecido que la caída de la civilización micénica (conocida gracias a su arquitectura basada en fortalezas, sus tholos o templos circulares con sus falsas cúpulas; sus actividades comerciales por la península Ibérica o sus edificios de muros ciclópeos) jugó un papel muy importante, al igual que la destrucción de Troya, ciudad estratégicamente ubicada en el acceso al Mar Negro.
En Grecia esta época oscura se va a caracterizar por la invasión de los dorios, un pueblo que trajo algunas novedades como la introducción de un nuevo metal: el hierro (que proporcionaba una tecnología superior). No obstante muchas de las técnicas de cultivo y la lengua primitiva consiguieron mantenerse. Por consiguiente el Egeo se convirtió en un mar interior griego.
Desde un punto de vista cultural se dieron grandes cambios decisivos en aspectos como las costumbres funerarias, el vestido, la metalurgia (el hierro desplazó al bronce, con lo que el ejercicio de las armas dejó de ser patrimonio exclusivo de la nobleza), en el arte (el estilo geométrico de la cerámica), y la organización socio-política gracias a la creación de las polis. En principio estas últimas tuvieron su origen en las fortalezas de los jefes locales donde la población se refugiaba. Su población y extensión eran muy escasas y estaba formada por un centro urbano con el ágora, la acrópolis y los templos, y unas murallas con algunas tierras de cultivo y zonas para el ganado.
La sociedad se caracterizaba por su individualismo e independencia y sus individuos participaban en la vida política y se organizaban en clanes familiares. En cada ciudad había un rey asistido por un consejo aristocrático sin aparato administrativo, ni código legal ni constitución en estos primeros años. Las relaciones del rey con la nobleza eran muy inestables y con el paso del tiempo lograron desbancar a la autoridad real, creando en su lugar magistraturas electivas y renovables cada año ejercidas por ellos mismos.
El escalón más bajo de esta sociedad estaba formado por los campesinos y aparceros que trabajaban en unas condiciones muy duras para el noble. Aun así la base de la economía eran las actividades agrícolas y ganaderas, que permitían la autarquía o autosuficiencia.

Y por último el comercio se basaba en los metales y materias primas suministrados por los fenicios, quienes abarcaban la mayor parte del comercio por el Mediterráneo (llegaban incluso hasta Egipto) y jugaron un papel muy importante en la rápida transmisión del alfabeto griego, acabando por consiguiente con tres siglos de ausencia de escritura.

Partes de la obra:

La obra consta de 24 cantos y está dividida en tres partes:

-LA TELEMAQUIA (cantos del I al IV) :donde se describe la situación de Ítaca tras la partida de Ulises, la mala situación de su mujer Penélope y su hijo Telémaco ante la presencia de los pretendientes, y la huída de éste en busca de su padre.
-La segunda parte es EL REGRESO DE ODISEO (cantos del V al XII), y se cuenta sus aventuras que tuvo que pasar desde la salida de Troya hasta la llegada a Ítaca.
-La última parte es LA VENGANZA DE ULISES contra los pretendientes en la que se presencian escenas como la del regreso a la isla, el reconocimiento de sus esclavos y su hijo o el juego del arco. Finalmente, Ulises recupera su reino, es reconocido por Penélope y se firma la paz entre los itacenses.

Estructura narrativa :

En este apartado vamos a analizar todo lo referente a la acción, el tiempo, los lugares, personajes y técnicas narrativas sin olvidarnos de algunos otros aspectos curiosos que hacen a La Odisea tener sus rasgos propios

Acción:

El nudo principal de La Odisea son las aventuras de Odiseo desde su salida de Troya (acontecimiento inicial), hasta la matanza de los pretendientes (desenlace). Entre medio, encontramos un elenco de acontecimientos, encontrando diversos relatos o acciones secundarias que sirven para dar ritmo a la acción principal y modifican el desarrollo argumental aportando profundidad. Algunas de estas historias dentro de la historia principal son por ejemplo la que cuenta la causa de la cicatriz de Odiseo, el relato del vagabundo que acoge Telémaco en su barco o la historia que inventa Ulises (de vagabundo) al porquerizo sobre su origen cretense y su vinculación con Odiseo.

El segundo nudo argumental es el de Telémaco en el que se narra su viaje a Pilos. Al final, este nudo argumental acabará cruzándose con el de su padre, desde el momento en que se produce la escena del reencuentro hasta el final.
El tercer nudo es el de Penélope y los pretendientes, aunque resulta menos importante, ya que es el más breve y además muchos de los acontecimientos tienden a coincidir con los de Telémaco. Se puede apreciar que el momento en el que la historia de Penélope toma “autonomía” es solo durante el canto en que Telémaco no está y se narra el plan de los pretendientes para matarlo.
Por tanto tenemos tres nudos argumentales, siendo más importante el de Ulises, y cuando se produce el regreso de éste y de Telémaco a Ítaca, los tres nudos se unen para preparar el desenlace.

En cuento al ritmo se combinan partes dinámicas en las que la acción es más importante que la descripción, como la breve visita al país de los lotófagos (tan solo dura un párrafo) con un ritmo más estático y pausado en capítulos en los que abundan las descripciones de lugares y personajes. Por ejemplo uno de los cantos se reserva solo para la visita al Hades donde hará una descripción muy exhaustiva de las observaciones de Odiseo y de personajes que habitan.
Estos dos tipos de ritmo en las aventuras (estáticas y dinámicas) se combinan de tal forma para dar armonía a la obra.
Se puede calificar a Odiseo de prudente, audaz, fiel esposo, casariego, generoso, aventurero, arrebatado, irrepetible, lleno de energía y poseedor de gran imaginación, ingenio y habilidad. A veces sin escrúpulos, cruel, y otras veces tierno. Siempre en movimiento, fiel y activo (se duerme muy pocas veces durante la travesía y cuando lo hace ocurren desastres).


PERSONAJES:
ODISEO:
Además es un héroe con un sentido del deber muy alto y mucha fuerza de voluntad y pese a que había tenido posibilidades de quedarse en otros lugares más confortables como el de los Feacios, o con otras mujeres más bellas como Calipso, siempre está pensando en su esposa Penélope y sabe que su meta es Ítaca. Por tanto será un personaje de ideas claras que siempre sabe lo que hace.

Sus compañeros se conforman con muy poco y supondrán en más de una ocasión un serio peligro para el héroe (ellos sacrificarán las vacas del Sol o abrirán la bolsa de Eolo), por lo que Ulises tendrá que saber organizar a todos sus hombres y ser exigente con ellos. Aunque otras veces él mismo buscará meterse en desafíos de manera voluntaria (cuando Circe le dice que no luche con Caribdis, pero él lo hace).
Por otro lado es un hombre con sentimientos, ya que muestra su nostalgia por Ítaca, su amor a Penélope, siente vergüenza ante Naúsica o llora en la corte de los Feacios. Por tanto Odiseo será una mezcla de “hombre sentimental” y de “hombre duro”, que vencerá a muchos enemigos como Polifemo y superará pruebas como la bajada al Hades.

Por tanto, tenemos un héroe cuya mejor arma es su astucia. Gracias a su inteligencia (además de la ayuda provista por Palas Atenea, hija de Zeus Cronión) es capaz de escapar de los continuos problemas a los que ha de enfrentarse por designio de los dioses. Para esto, planea diversas artimañas, bien sean físicas (como pueden ser los disfraces) o con audaces y engañosos discursos de los que se vale para conseguir sus objetivos, como atarse al mástil para pasar ante las sirenas o emborrachar a Polifemo.
Como conclusión insistir sobre todo en su capacidad para resistir, para soportar adversidades, dolores físicos y dolores morales. Todo el aguante tiene sentido si sirve para salvar escollos y llegar a la meta. Un héroe por tanto con personalidad propia y compleja que actúa dentro de un poema épico.

Otros personajes:

1) Por un lado vamos a tener personajes humanos:

En Ítaca tenemos a Penélope, una mujer fiel y abnegada que se caracteriza por su resistencia, tenacidad, ingenio e imaginación. Ella no quiere casarse con los pretendientes porque todavía quiere a Ulises y desea su llegada, y usará su imaginación y astucia para retrasar el momento de la elección de pretendiente. Aunque hay momentos en los que está a punto de derrumbarse (por ejemplo cuando se va su hijo). Sin embargo consigue resistir y sacar fuerzas de su flaqueza.

El otro personaje es Telémaco, un joven activo, impulsivo y cariñoso que capta la situación de su padre y la asume como si fuera suya. A diferencia de su padre, su viaje no está lleno de tantas calamidades, y es capaz de defender a su madre (de hecho algunas veces es él el que tiene que intervenir y dar la cara ante los pretendientes para que su madre no lo haga, por ejemplo cuando los pretendientes empiezan a agredir al mendigo). También le está diciendo continuamente a su madre que se retire a sus habitaciones y que él se encargará de todo.
Luego están los sirvientes: Por un lado los que se mantienen fieles a la familia como Eumeo, Filetio y Euriclea. Esta última incluso conocerá los detalles y anécdotas de Ulises como si fuera su propia madre (es Euriclea la persona que le reconoce la cicatriz). Es por eso por lo que Ulises no matará a sus sirvientes fieles.
Sin embargo encontraremos un grupo de sirvientes no fieles a su señor, como el cabrero Melantio, o las esclavas que dan el chivatazo de la treta de Penélope para retrasar la elección y están más pendientes de coquetear con los pretendientes que de cumplir sus obligaciones.
Y por último están los pretendientes que son individuos sin valores a quienes no les importa la dignidad, lealtad o fidelidad. Quieren enriquecerse sin trabajar. Siempre los vemos en festines, juegos y faltando el respeto a los pobres y vagabundos.

Otros personajes destacados son Antinoo (cabecilla de los pretendientes y es además el primero que muere), Eurímaco (otro de los cabecillas, aunque muy ligado a Antinoo), o Mentor (amigo de Ulises que pretendía que todo el pueblo atacara a los pretendientes).
Fuera de Ítaca tenemos a otros personajes como Alcinoo (el rey de los feacios) que ayuda a Ulises a volver a Ítaca proporcionándole un barco con hombres. Por tanto va a ser uno de los personajes que intentará solucionar el “problema” de la historia.

También está Naúsica (hija de Alcinoo), personaje encantador pero algo infantil. Llega a sentir atracción por Odiseo, sin embargo prefiere no arriesgarse ya que tiene su boda preparada con otro hombre. Ella es quien encuentra a Odiseo tumbado en el suelo tras el naufragio.

Tampoco nos podemos olvidar de Néstor (Vive en Pilos y acompaña a Telémaco a Esparta), Menelao (vive en Lacedemonia y cuenta a Telémaco elogios sobre su padre), Helena (mujer de Menelao), Laodamonte (invita a Ulises a participar en los juegos) o algunos personajes del Hades como la madre del héroe (Anticlea), los héroes que habían participado en Troya (Aquiles y Agamenón) y otros personajes que aparecen o se citan de pasada como Tántalo.

2) También aparecerán divinidades:

-Por un lado aparecen grandes dioses como Poseidón, personaje hostil a Odiseo (especialmente desde que mató al cíclope Polifemo). Él es el encargado de provocar todas las tragedias de Odiseo en el mar (veremos que es el responsable de producir el oleaje desatando tempestades e impulsando los vientos), y por tanto supondrá un duro obstáculo que hay que superar y que llegará a desmoralizar al navegante en varias ocasiones.
La divinidad opuesta a Poseidón es Atenea, la encargada de proteger a Odiseo y velar por él, sobre todo en tierra firme más que en el mar. La podemos ver disfrazada en varias ocasiones (de Íftime, de pastor, del rey Mentes, Mentor) o apareciéndose en los sueños de los personajes con el objetivo de advertir, informar y ayudar a Odiseo para que cumpla su objetivo. Se considera la diosa de la inteligencia y de la fuerza de la mente y es patrona de las hilanderas. Su símbolo es la lechuza con los ojos siempre abiertos. Combina su inteligencia con la astucia y el sentido común del héroe.

-En menor medida llegan a hacer presencia Zeus, que en el poema su función es castigar a aquellos que no cumplan lo prometido (en este caso castiga a los compañeros de Ulises por tomar una de las vacas del Sol).
También aparece Mercurio, que realiza la función de mensajero de los dioses (por ejemplo mandado por Zeus pide a Calipso la liberación del héroe o le da a Odiseo las hierbas mágicas para que no sea convertido en cerdo).
Otros dioses que se citan son por ejemplo Ares y Afrodita (en una canción que habla de sus amores), sin olvidarnos de Circe, una hechicera que transforma a los amigos de Ulises en cerdo y representa por tanto a la mujer que engaña a los hombres.

3) En tercer lugar no nos podemos olvidar de los seres mitológicos:

-Tenemos que destacar a las sirenas, unos seres con forma de mujer y de ave, que con sus bellos cantos atraían a los navegantes para estrellarlos contra las rocas.

-Luego los cíclopes, seres con un solo ojo en la frente que se dedicaban al pastoreo y habitaban según dicen algunos autores en Hesperia (como Polifemo, hijo de Poseidón y Toosa). Representan la fuerza bruta y la violencia, pero que con un rudimento simple como es una lanza ardiendo pueden ser gravemente heridos.

-Las ninfas que son los espíritus femeninos de la Naturaleza como Calipso que da rienda suelta a la pasión física que siente por Ulises.
Los cicones, una tribu salvaje que también es represtación de la violencia.
Y los lestrigones, personajes gigantescos antropófagos de cuerpo pero no de mente igualmente violentos y agresivos.

-Encontramos también seres particulares como Escila: una joven que fue transformada mediante un hechizo en una criatura marina de seis cabezas condenada a guardar el Estrecho de Messina. Se trata de un monstruo del mar con cabeza y cuerpo de mujer, aunque terminado éste en forma de pez. Y otro monstruo importante es Caribdis: es un horrible monstruo marino, hija de Poseidón y Gea, que tragaba enormes cantidades de agua tres veces al día y las devolvía otras tantas veces, adoptando así la forma de un remolino que devoraba todo lo que se ponía a su alcance.

Espacio y tiempo :

La aventura de Ulises íntegramente (desde su salida de Ítaca a su llegada) fueron aproximadamente 20 años, de los cuales 10 fueron en la guerra de Troya y otros 10 en su regreso al hogar. Por consiguiente la historia abarca esos 10 años de regreso, aunque luego veremos que el orden de la narración no es lineal, y la historia real empieza cuando ha recorrido parte de su camino y se encuentra en la isla de Calipso.

Los puntos clave de la historia van a ser: Troya (salida del viaje), Ítaca (lugar de llegada), Isla de Calipso (punto donde empieza el poema), Isla de los Feacios (lugar donde empieza a recordar los anteriores acontecimientos) y el mar (será el espacio físico que separa Troya de Ítaca.). A lo largo de su itinerario visitará más lugares: Ismaro, isla de los Lotófagos, isla de los Cíclopes, isla de Eolia, isla de los lestrigones, isla de Eea, El Hades, isla de las Sirenas y la isla del Sol. Telémaco viajará por Pilos y Esparta.

También cabe destacar que mientras que en muchos lugares solo se hace una descripción (por ejemplo los Lotófagos), en otros vamos a encontrar más lugares dentro de esa zona. Así en Ítaca veremos el palacio de Penélope, la playa, la cabaña del porquerizo o el camino que lleva desde la playa al palacio (donde Ulises se encuentra a su perro). Por ejemplo, en los Feacios veremos la corte del rey, el río donde Naúsica lava o la zona de juegos.

Técnicas narrativas y estilo:

El autor o emisor de esta obra es Homero y el destinatario principalmente son los lectores y/o los oyentes (en el caso de que se transmitiera de manera oral) con el objetivo de entretener escuchando y/o leyendo las hazañas de un héroe.

Tenemos un narrador para los momentos de 3ª persona que es un narrador omnisciente (que conoce los pensamientos de los personajes y los hechos). Sin embargo desde que Ulises empieza a contar su historia en 1ª persona, él mismo se convierte en el narrador de los acontecimientos teniendo como destinatarios tanto los lectores como a los miembros del país de los Feacios que lo están escuchando alrededor de la hoguera. Por consiguiente Ulises se convertirá en un narrador protagonista durante los cantos que está contando su historia.

El orden de la narración es in medias res, es decir, la historia comienza en mitad de los acontecimientos (salida de Calipso y llegada a los Feacios), donde recuerda todo lo anterior (el resto de aventuras que ha vivido desde la salida a Troya hasta llegar allí). Al acabar su relato la acción se retoma hasta el desenlace (llegada a Ítaca y matanza de los pretendientes).

Predomina el estilo directo, y en cuanto a la perspectiva se combinan momentos de primera persona con otros de tercera.

Desde el punto de vista estilístico cabe destacar el uso de epítetos: por ejemplo a Ulises a lo largo de la obra se le llega a definir como multiforme varón, ingenioso varón, Divinal Odiseo, prudente y desgraciado Odiseo, infortunado Odiseo, afligido Odiseo, Valeroso padre, Paciente Odiseo o magnánimo Odiseo. A la nave se le llega a poner epítetos como cóncava nave o velera nave y a la Aurora la llegará a nombrar como divina aurora, rosácea aurora o Aurora de rosáceos dedos. El mar también recibirá epítetos como grato mar, hermoso mar, resplandeciente mar, espumoso mar, o salobre mar. Los dioses también reciben epítetos épicos como Atenea que es llamada en alguna ocasión “la de ojos de lechuza”. El fin de estos epítetos es caracterizar los nombres y destacar los objetos y personajes en cuestión, dando una fuerza al texto para que el lector no pierda el hilo de caracterización a los personajes.

En el poema abundan la presencia de vocativos e invocaciones del tipo ¡Oh huésped!, y para la traducción del castellano se ha recurrido a la presencia de tiempos poco habituales en el habla común como el pretérito anterior. “Y cuando hubieron terminado de comer...”, o el uso de la conjunción adversativa "mas" en lugar de "pero": Quisieron comer mas no pudieron.

La comparación es otro de los recursos más importantes. Por ejemplo en una ocasión Naúsica llega a decir “tres hijos como tres mancebos florecientes”. El objetivo de las comparaciones sirve para dar forma y embellecer el texto.

Otra tendencia que se puede apreciar en el poema es la reiteración de versos o hemistiquios formulados con el objetivo de acentuar el significado del párrafo y que el lector se haga eco de algo importante de la historia.

Y por último también podemos ver la repetición cíclica de un mismo tipo de escena a lo largo del poema, sobre todo de aquellas escenas que tienen que ver con la vida cotidiana como los sacrificios, las comidas, los juegos, los embarcos, desembarcos. Incluso en algunas ocasiones se usa la misma expresión, por ejemplo después de una comida se dice: “Y cuando hubieron terminado de comer…”. Usan la misma expresión y tiempo verbal para indicar que se ha terminado la comida.

En general podemos decir que en La Odisea predomina un estilo solemne, elevado y, con un lenguaje donde abundan los términos cultos y el tono majestuoso.


CONCLUSIÓN :

La Odisea es un claro ejemplo de poema épico griego que permite vivir con intensidad las hazañas que le suceden a nuestro héroe Ulises. Hay que destacar sobre todo esa tendencia a la mesura, el equilibrio, ese gusto por la sencillez, la claridad, la proporción consiguiendo que sea una obra que se lea de corrido y a la vez sea elegante.

Por otro lado la mitología resulta una fuente muy atractiva donde Homero se ha basado para elaborar la obra. Tal vez si no tienes nociones mínimas sobre dioses y episodios no se disfrute tanto y se pasen por alto detalles que es fácil darse cuenta si se tienen unos conocimientos básicos de mitología. Por ejemplo en el capítulo del Hades, si no conoces a personajes como Tántalo no entenderás por qué esta ahí ese personaje.
Otros aspectos dignos de mencionar son la riqueza del léxico, los ambientes aristocráticos con esa mezcla a la vez de ambientación “marinera” y ambientación “familiar”, los dioses y su tendencia a entrometerse en la vida de los hombres con sus mismas pasiones y vicios, y el concepto de destino (en la obra sabemos que Ulises finalmente llegará a Ítaca. Pasará muchas calamidades pero está predestinado que llegue).

Más asuntos destacables son sin duda la objetividad de Homero a la hora de contar los acontecimientos, con total respeto sin mostrar sentimientos ni opiniones sobre personas que están muy por encima de él.

A esto hay que sumarle una historia emocionante, llena de aventuras donde hay todo tipo de temas (amor, fidelidad conyugal, viajes a sitios extraños, momentos dramáticos, seres imaginarios y carismáticos), con una mezcla de tonos muy matizada: encontramos suspenso (la incertidumbre de saber qué ocurrirá con el tiro al arco), acción (la huida por ejemplo de la isla de los Cíclopes, con el monte que les lanza Polifemo), momentos dramáticos que conmueven al lector (por ejemplo la escena de la muerte del perro de Ulises está muy bien conseguida) o tensión (cuando se meten en la cueva de Polifemo todos sabemos que pronto llegará el cíclope, pero nunca sabemos el momento exacto).

La Odisea junto a La Eneida y La Iliada son tres grandes representantes de la poesía épica greco-latina que resultan imprescindibles para comprender nuestra cultura.

2 comentarios:

silvy dijo...

estupenda pagina!!.gracias, esto explica perfectamente su contexto gracias!!

tu tablero dijo...

Gracias por la informaci´on. Le pedimos el favor de no eliminar la entrada porque vamos a usar su blog como referencia para el trabajo en clase. Esperamos que cerca de 500 estudiantes se dirijan al documento.